Proteja a sus mascotas: tenga cuidado con el uso de las farmacias en la internet

Por Laura Kujubu • 20 de junio de 2018

Comprar medicamentos recetados en línea para usted puede ser riesgoso. Esto también aplica al pedir medicamentos para mascotas en una farmacia vía internet.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA como sus siglas en inglés) de los EE. UU. advierte a los dueños de mascotas que sean extremadamente cuidadosos si compran de un minorista por internet. Al igual que en el caso de algunas farmacias en la internet para personas, las farmacias en la internet para animales pueden vender medicamentos no aprobados, caducados o falsificados o que contienen la dosis incorrecta. Además, el vendedor en internet puede dispensar medicamentos para mascotas sin necesidad de receta médica, lo que es ilegal.

En particular, el Centro de Medicina Veterinaria de la FDA advierte a los consumidores sobre la compra en la internet de productos que previenen la enfermedad del parasito del corazón y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). Ambas drogas pueden ser especialmente peligrosas cuando se administran a su mascota sin la supervisión de un veterinario.

La FDA proporciona estos consejos cuando se considera comprar por internet:

  • Hable con su veterinario. ¿Es una farmacia en la internet apropiada para la condición y situación de su mascota? ¿El medicamento requerirá un control regular por parte de su veterinario?
  • Busque por “.pharmacy”. Además de buscar el sello de sitios de práctica de farmacias de internet verificadas por veterinarios de la Asociación Nacional de Consejos de Farmacias (Vet-VIPPS como sus siglas en inglés) en el sitio web de su farmacia, verifique que la dirección web termine con “.pharmacy” ( que es cómo “.com” o “.org”). Esa extensión web significa que la farmacia cumple con los estrictos estándares requeridos para la inscripción. Visite también el sitio web de. Pharmacy Verified Websites Program’s website para encontrar un sitio seguro.
  • Esté atento a las banderas rojas. Si la farmacia no requiere la receta de un veterinario, y no hay un farmacéutico con licencia disponible para responder preguntas, sin dirección física y sin información de contacto, aléjese. Otras señales de advertencia incluyen: La farmacia en la internet no tiene licencia de la Junta de Farmacia del Estado de California o no tiene su sede en los Estados Unidos, tiene precios demasiado buenos para ser ciertos, y los medicamentos se ven diferentes de los que normalmente su mascota toma.
  • Pregunte a su hospital veterinario si utiliza un servicio de farmacia por internet. Estas son farmacias de internet autorizadas por el estado y trabajan directamente con el veterinario.

Como siempre, recuerde verificar la licencia de su veterinario ingresando en el sitio web de la Junta de Médica Veterinaria, www.vmb.ca.gov.

This blog was originally posted in English on June 20, 2018.  To read it, click here.

Leave a Reply

%d bloggers like this: