La Relación Entre la Perdida de la Audición y la Demencia

Dos realidades del envejecimiento, son las posibilidades de la pérdida de audición o la demencia – y al menos un estudio sugiere que puede haber una relación entre las dos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Sordera y Otros Desordenes de Comunicación (NIDCD), un promedio del 25 por ciento de las personas entre 65 a 74 años de edad y como el 50 por ciento de las personas de 75 años o mayor tienen perdida de la audición. El numero de personas viviendo con demencia – la enfermedad de Alzheimer siendo la más común que causa trastorno cerebral – se espera que alcance a 66 millón para el año 2030 y 131 millones para el año 2050, de acuerdo con la Asociación de Alzheimer.

Aunque la pérdida de audición y la demencia están consideradas condiciones separadas, un estudio publicado por JAMA Internal Medicine encontró una relación. El estudio siguió la trayectoria de las capacidades cognitivas de casi 2,000 adultos con una edad promedio de 77 años en un periodo de seis años. Encontraron que los que sufrían de pérdida de audición eran 24 porciento más probable de sufrir una disminución en las capacidades cognitivas, y esas habilidades se pueden disminuir 30 a 40 porciento más rápido que los que tenían habilidades de audición normal.

“Nuestros resultados enseñan que la pérdida de audición no debe de ser considerada como un inconsecuente parte de envejeciendo por que puede venir con consecuencias graves a plazo largo para el funcionamiento saludable del cerebro,” escribió Frank Lin en el comunicado de prensa de Johns Hopkins Medicine. Lin dirigió el estudio y es un profesor asistente en la Universidad de Medicina de Johns Hopkins y en la Bloomberg Escuela Pública de Salud de la misma universidad.

Subsecuentemente estudios independientes han producido resultados similares, pero no hay una respuesta clara en por que hay una relación entre la pérdida de audición y la demencia.  Lin sugirió cuatro teorías: aislamiento social causado por la perdida de audición; “carga cognitiva,” queriendo decir cuando no puedes oír bien, tu cerebro se tensiona porque esta forzado a trabajar excesivamente; razones fisiológicas, como la presión de sangre, que afectan la salud de los dos, el cerebro y audición; y las posibilidades que pérdida de audición puede afectar la estructura general del cerebro.

Aunque las razones no son claras por que la demencia y la pérdida de audición pueden estar relacionadas, los resultados del estudio hacen un caso fuerte que a lo mejor el tratamiento temprano y agresivo de la pérdida de audición puede ayudar el comienzo de la demencia. De acuerdo con NIDCD, menos del 16 por ciento de los que necesitan aparatos de oído o audífonos los usan, y un grande porcentaje de gente que sabe que tiene pérdida de audición se espera 15 años para ponerse un aparato de oído.

Tome medidas para proteger su audición y hágase un examen de los oídos regularmente. Si su especialista o doctor recomiende un aparato de oído, debe de conseguir uno inmediatamente. Debe de estar seguro a revisar la licencia de tu audiólogo y el dispensador de audífonos en la página web de la junta de Patología del Habla y Lenguaje y Audiología y Dispensadores de Audífonos: www.speechandhearing.ca.gov.

The English version of this blog was posted on May 21, 2018.  View it here.

Leave a Reply

%d bloggers like this: