PÉRDIDA AUDITIVA PUEDE PREVENIRSE

Por Laura Kujubu

Para quienes lo sufren, la pérdida de audición es más que una molestia. Para los adultos mayores, puede provocar problemas adicionales, como depresión, ansiedad, mayor riesgo de caídas e incluso demencia.

Según el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación, aproximadamente el 25 por ciento de los que tienen entre 65 y 74 años y aproximadamente el 50 por ciento de los que tienen 75 años o más tienen pérdida auditiva incapacitante.

Para proteger su audición, entienda las causas comunes. Factores como el envejecimiento y la exposición constante a ruidos fuertes pueden contribuir en gran medida a la pérdida de la audición, así como afecciones como diabetes, heridas en la cabeza, infecciones, apnea del sueño y medicamentos como ciertos antibióticos y medicamentos de quimioterapia. Además, no usar un aparato auditivo cuando debería puede causar pérdida auditiva adicional, según un artículo de marzo de 2017 en la revista AARP.

Tome las siguientes medidas para conservar su audición, incluso a una edad temprana:

Reducir el tiempo que está expuesto al ruido. Tenga en cuenta qué aumenta su riesgo, como música alta, cortadora de césped y sopladores de hojas. Además, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la pérdida de audición ocupacional es una de las enfermedades más comunes relacionadas con el trabajo en los Estados Unidos. CDC recomiende reducir los niveles de ruido tanto como sea posible, así como usar protección auditiva adecuada, como orejeras, para ayudar a bloquear el ruido.

Toma descansos de escuchar. Aléjese de ruidos fuertes y tome descansos para reducir el tiempo que está expuesto.

Audífonos sobre las orejas versus audífonos dentro de los oídos. Si se tapa los oídos con auriculares, se cancelará más ruido de fondo y podrá escuchar mejor con volúmenes más bajos.

Haz una prueba de audición. Si sabe que sufrió una pérdida de audición, puede tomar medidas para evitar más pérdidas.

Si sospecha que puede estar sufriendo pérdida de audición, consulte a un médico que tenga capacitación específica en el cuidado de los oídos y trastornos de la audición (un otorrinolaringólogo u otólogo) y que esté calificado y autorizado por la Junta Médica de California (Medical Board of California). Si compra un aparato auditivo, asegúrese de verificar el estado de la licencia de los dispensadores en el sitio web de la Junta de Audiologia y Patologis del Habla y de Lenguaje, y de Distrubidores de Aparatos Auditivos (Speech-Language Pathology and Audiology and Hearing Aid Dispensers Board’s website  

 

This blog was originally posted in English on July 3, 2018.  To read it, click here.

Leave a Reply

%d bloggers like this: